Category Archives: PG

Para todas las edades. No importando la etapa de la vida, puedes obtener beneficio en leer el contenido.

La santidad de Dios

Josué y el varón con la espada desenvainada (Josué 5)

13 Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos?    14 El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo?    15 Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo.

El Príncipe del ejército de Jehová es Jesús. Así es mi amigo. Si analizamos la Biblia encontraremos que cuando alguien se postraba ante algún ángel o ser celestial estos no lo aceptaban y les pedían ponerse de pies, pues son co-siervos de Dios. Sin embargo, este autodenominado Príncipe del ejército de Jehová acepta la reverencia y adoración, cosa que a ninguno otro, sino sólo a Dios, se le debe rendir.  Con esto podemos entender que Josué vio a Dios.  No obstante la palabra dice que a Dios nadie lo ha visto, y el que lo viera morirá (excluyendo a Adán y Eva).  Esto nos da a entender que Josué tuvo que ver a la persona de Dios en su forma visible, Jesús, el vio a la segunda persona de la trinidad, Jesús. Se que tal vez esto sea más complejo, pero sólo le presento la síntesis de estudios realizados que demuestran que el Príncipe del ejército de Jehová, a quien en otros pasajes se le conoce como el ángel de Jehová, es Jesús.

Este versículo quince (15) es consono con Exodo 3:5, cuando Dios le envia a Moisés a quitarse el calzado porque el lugar era santo. Lo que nos enseña que dónde está Dios es manifestada su santidad. Su santidad lleno el tabernáculo, de tal modo que si el sacrificio que ofrecía el sumo sacerdote una vez al año no era aceptado este perecía en la presencia de Dios. La santidad de Dios es tan grande que el impacto para un mortal que no este preparado, ni santificado, puede conllevar la muerte. Aquel lugar fue santo porque estaba allí el Santo, su Santidad el Rey.

El Punto Culminante

Dios es santo, eso no hay que dudarlo ni un segundo. Nosotros, sin embargo, no somos santos. Para nada santos, desde la perspectiva de que hemos cometidos errores, pecados, transgresiones y le hemos fallado a Dios. Por lo que estamos separados de Dios. Entre Dios y nosotros existe un distanciamiento. Su pureza versus nuestra inmundicia. A ver, ¿cómo podremos acercarnos a Dios? Nuestras faltas nos impiden tener un acercamiento parecido al que tiene un padre con su hijo. A causa de nuestra maldad, no podemos entrar corriendo como si estuviéramos en nuestra propia casa, para llegar a la presencia de Dios y hablar directamente con Él.

Necesitamos una embajada. Un embajador que logre trazar esa línea recta de comunicación entre Dios y nosotros. Una embajada donde podamos llamar, explicar la situación y que sea llevado nuestro asunto ante el trono de Dios (donde las ordenes son tomadas en consideración y llevadas acabo).  ¿Debemos nominar a alguien para este trabajo? De seguro los requisitos son muchos y difíciles de cumplir. Con sólo pensar que uno de los requisitos es ser santo, eso dificulta el cualificar a una persona. Se que tal vez esto te suene extraño, por que si haz oído de Jesús ya saber por donde ando, a donde quiero llegar. Pero, cuidado, no permitas que este pensamiento que llega a tu mente de saber el final te cohiba e impida que termines de leer este mensaje; por que este mensaje también es para ti.

Jesús es el Principe del ejercito de Jehová. El se puso de mediador sacrificándose a si mismo por amor de nosotros. Jesús dio su vida por amor a nosotros, de modo que podamos tener acceso a la bondad de Dios, a su amor y misericordia. Jesús es santo, al igual que Dios. Pero su gran amor los a acercado a nosotros. Si ponemos en una balanza todas nuestras buenas obras en un lado y al otro la santidad de Dios, la santidad de Jesús nos daríamos cuenta de que no importa cuanto bien hagamos su santidad pesa más. Por tal razón Dios toma en consideración el sacrificio de Jesús, de modo que con ello la balanza de justicia se inclina a nuestro favor. Dios no deja de ser justo, pero su inmenso amor nos ha unido a través de Cristo.

De esta manera se ha inclinado la balanza a nuestro favor. De un lado estaba la santidad de Dios, del otro nuestras buenas obras; la balanza no estaba en equilibrio, la santidad de Dios pesa mucho. Más ahora, se ha inclinado la balanza por que de un lado esta la santidad de Dios, del otro la sangre de Jesús.

Cuán maravillosa es la bondad de Dios, que busco la forma de equilibrar el peso para tener cercania con nosotros. Más no había quién equilibrara y diera el calibre para lograr el balance. Así que:

De tal manera amo Dios al mundo, que entrego a su Hijo unigénito. (parte de Juan 3:16)

Es necesario que recordemos este sacrificio de Dios por nosotros. Por que Dios a sentado las bases para poder tener acceso a una comunicación libre con Él a través del sacrificio de su único Hijo. La Biblia enseña que nadie viene al Padre sino es por medio de Cristo. Gracias a Cristo podemos presentarnos ante el Padre y hablar con Él. Es importante que si le conoces, si eres creyente, y cristiano recuerdes esto y lo compartas con otros. Ese es el punto central. Y si no lo eres, espero que al conocer esto ahora tengas en consideración el amor de Dios por ti y te sientas libre de acercarte a tu Dios.

El no ver la luz encendida que esta en China no significa que la luz no lo este. Así mismo el que no sepas que Dios existe, o que no creas en Él, no significa que el no exista. Así que abre tu mente a la posibilidad de conocerle, ver que existe y es grande.

Por otra parte, si eres cristiano, quiero que tengas en mente esta dádiva divina. Pues de esta forma sabrás que Dios te ama todos los días de tu vida, y no sólo te ama a ti, sino también a tu prójimo. De manera que, toma en consideración cada día el amor de Dios para con los que te rodean.

Amigo lector, no creas que esto termina aquí, mañana, con nuevo tema, continuamos esta enseñanza. Bajo el Título de: Y se inclinó la balanza. Tu conocimiento al respecto no debe terminar hoy. Acompáñenos mañana y sea parte de un exquisito manjar que esta preparado en la mesa de reunión.

Bendiciones a todos

Hoy he decido tomarme un tiempo para bendecirles. En esta ocasión no pretendo bendecirles con un buen escrito, una buena lectura o dialogo; sino de otra manera. Hoy declaro sobre la vida de ustedes bendiciones en abundancia; gracia y paz divina para que sobreabunde en ustedes la gracia de Cristo. Declaro que no habrá artimaña del enemigo, de humanos, organizaciones, grupos o de otra índole, que prevalezca ante ustedes. No habrá arma forjada que prospere contra ustedes. Hoy declaro que Dios los cubre y protege. Declaro que son libres, libres y más que victoriosos. Si alguna cadena o atadura les liga, en esta hora declaro que son rotas todas ellas. En el nombre de Cristo Jesús lo declaro, Amén.

Aún en momentos difíciles

Voy directo al punto, pues no quiero tomarle mucho tiempo, sino ser efectivo en mi comentario.

En estos días, semanas, y hasta meses, he estado pasando por circunstancias difíciles. Circunstancias fuertes han llegado a mi vida. Sí, es cierto, aunque usted no lo crea (quizás por que no me conoce o no tiene una relación estrecha conmigo), soy un humano con defectos, virtudes, problemas y circunstancias que en ocasiones abaten mi alma; como a cualquier humano otro le afecta. Les digo esto no para que sientan compasión o angustia por mi, sino para que sepa que ninguno esta exento de pasar por momentos duros. Yo no poseo un escudo protector mágico que impida que lleguen esos momentos a mi vida. Tampoco poseo la perfección, ni el nivel de santidad que impida el ataque del enemigo y de las personas a mi vida. De hecho, Jesús era perfecto y santo, en su totalidad, y aún así paso por momentos difíciles. Por lo tanto, hoy te recomiendo hermano en la fe, levantare y anda. No pienses que estas derrotado, pues no es así, la victoria que Jesús compro a precio de sangre también fue para ti. El que pases por pruebas, angustias, o cosa semejante no implica que Dios se haya olvidado de ti. Jesús dijo que en el mundo recibiríamos aflicción, pero confiemos, pues el ha vencido al mundo. Jesús no te promete aflicciones; pero te advierte sobre su paso por tu vida. Y no te dice que vienen y ya, sino que te da una salida, te da un consejo para que puedas pasar y sobrevivir a la aflicción; confía en él, por que el venció.

Yo no soy perfecto, y aún así estoy de pie creyendo en él; no pienses que soy algún escogido especial y por eso sigo de pie. Soy humano, con defectos similares, y quizás peores, pero me basto en su gracia, porque su poder se perfecciona en mi debilidad. Y no es que ponga de excusa su poder para no mejorar mi vida, sino que su sacrificio es tomado en consideración cuando he caído. Hoy te digo, levántate y anda por que Dios quiere que camines; no te quedes estancado pensando en tus errores, piensa en su sacrificio.

Por que aún en momentos difíciles Dios esta contigo como poderoso gigante.

Predicaciones de la Comunidad Cristiana

Adjuntamos mensajes de Efrén y Edwin Durán.

 

ZooEffect WordPress plugin

Dios te esta hablando

El amor de Dios nos ha reestablecido, nos ha restituido, nos ha redimido. Jesús, siendo perfecto, se hizo pecador (no pecando, sino tomando nuestro pecado como si fuese suyo) para morir por nosotros en la cruz del calvario. No estoy diciendo que el sólo fue a morir por nosotros, sino que esto implica que él tomo nuestro lugar, nosotros por nuestros pecados eramos merecedores de la más vil muerte, muerte de cruz, y Jesús tomo nuestro lugar.

La muerte de Cristo en la cruz, y todo lo que ello conlleva, incluso la vía al Calvario, es un acontecimiento público de su amor por nosotros. Acaso usted no se ha dado cuenta que Jesús escogio esa muerte para hablarle. Sí, eso fue lo que el hizo. Dios quizo que usted no pudiera pasar por desapercibido el acto de sacrificio que hizo por usted. Para reestablecer esa comunicación tan necesaria y vital entre el Dios Omnipotente con el Humano Pecador. Para los romanos el acto de cruxificar era un tipo de escarmiento anticipado para los que veían la escena, y un castigo humillante para el que era colgado en la cruz. Era un acto público de reflexión, en cierta medida; no se si así efectivamente lo veían ellos, pero eso es. Ellos lo hacían con la intención de que los bandidos supieran como se les trataría si eran culpables de algún delito grave. Jesús estaba llevando un mensaje del Padre para todos nosotros; Jesús hizo público el anuncio de un Dios Todopoderoso dispuesto a perdonar a sus hijos pecadores, trayendolos de vuelta a casa, y permitiendoles una libre y directa comunicación con ellos. Jesús pagó el precio por nuestros pecados y decretó un pacto nuevo, en su sangre, que nos permite acceso al Padre sin intermediarios; sólo Cristo nos lleva a esa comunicación, la cuál es aprendida y guiada a través del Santo Espíritu de Dios.

Yo no se si usted ha comprendido el gran amor del padre hacia usted; y si usted esta pensando en que Dios no le hablará en medio de la circunstancia, cualquiera que sea, que usted esta atravesando. Permitame decirle que esta usted equivocado, por que el Gran Yo Soy, Jehová de los Ejercitos esta buscandole para mantener una comunicación continúa e ininterumpida con usted. El Gran Señor le está hablando a través de lo que le rodea; todas las señales en el camino de su vida son para decirle el mensaje de Dios. El sol, la lluvia, los hermosos cantos de las aves, la risa de los niños, la luna, las puestas del sol, el mar; todo el universo lleva un mensaje claro y contundente; El Dios Omnipotente es Grande y aún así se fijo en usted para amarle y quiere hablarte… Nuevamente le pregunto, ¿está usted dispuesto a oírle?

Dios, ¿me puedes hablar hoy?

En nuestro corazón debe existir un anhelo, un deseo, de establecer una buena comunicación con ese ser supremo, todopoderoso Dios. Nuestro anhelo debe ser que nuestra comunicación con el sea abierta y directa, transparente, sin hipocresía, sin orgullo, sin vanagloria. Después de todo, él es directo, transparente, honesto, bondadoso, y suya es toda gloria. Además, él nos conoce mejor que nosotros mismos. Por lo tanto, el sabe cuando fingimos, así que para que fingir.

En nuestro interior existe una especie de abismo, y no estoy haciendo referencia a algo negativo, sino a un hueco profundo. Ese hueco no siempre estuvo vacío; en el principio ese hueco era llenado por la comunicación constante con Dios. Adán disfrutaba de ese espacio lleno, lleno por Dios. Al pecar, se perdió eso, eso ocasiono la muerte, muerte espiritual. Es como cuando tienes una casa grande, hermosa, llena de tantas cosas; pero no son del todo tuyas, las debes, estas a cargo de ellas, las administras, pero son del banco, de la cuenta de crédito, etcétera. Un día decides no pagar, el banco, las agencias crediticias y demás decidieron entonces quitarte todo. Tienes la casa que se te fue dada, pero ahora esta vacía. Quizás no te llevaron todo, pero si lo más importante, lo más caro, lo que ahora te hará más falta.

Eso paso con Adán y Eva, se les dio una casa (su cuerpo), y en este residían muchos sentimientos hermosos y de vida. En este residía todo lo necesario para tener una buena comunicación con Dios. Allí había una especie de teléfono que permitía llamar directo a Dios, y el humano se comunicaba directo con su creador. Con el pecado, el hombre decidió dejar de pagar por lo que tenía. No es que el humano fuera esclavo, ni nada por el estilo, pero si le debía algo a Dios; respeto, confianza, creerle, tenerle por encima de todo, obediencia, etc. En fin, esto ocasiono la perdida de todo lo necesario e importante para mantener esa comunicación abierta con Dios.

Dios a través de Jesucristo creo la línea directa de comunicación, así que a través de Jesús se ha recolectado el servicio de comunicaciones Intra-Sky. Ya tenemos de vuelta ese servicio tan esperado, y que era bien limitado a causa del pecado. La Red con mejor cobertura existente esta ahora disponible a través de la mezcla de La Palabra y La Oración; sí, como decir user y contraseña. El usuario es Fe y la contraseña es EnLaSalvaciónPorJesús_33. Como verá la contraseña cumple con todos los requisitos, mayúsculas y minúsculas, número y símbolos. La Fe viene por el oír La Palabra y a través de la Oración aceptamos el regalo de tener comunicación directa con el Padre gracias a la Salvación que recibimos por el Sacrificio de Jesús cuando este tenía 33 años y se entregó en la cruz del calvario para morir por nuestros pecados y resucitó al tercer día.

Dios esta dispuesto a hablarte; pero, ¿estas dispuesto a oírle? Quizás no te diga lo que esperas oír, quizás no hable del tema que interesas oír, quizás no piense igual que tu; pero, esta dispuesto a hablarte, y lo que quiere decirte es lo que en estos momentos te hace falta para hacer lo que tienes que hacer, lo que te va a acercar a cumplir con el propósito de Él en tu vida. Lo que Él quiere decirte, es lo que te conviene oír.

Dios te continúe bendiciendo, y hacia adelante.

¿Te importo?

¿Se ha preguntado alguna vez, si realmente usted le importa a Dios? En ocasiones, el estrés de la vida nos hace sentir como si realmente a Dios no le importara lo que nos esta pasando. Nos enfermamos, se enferman nuestros seres queridos, crímenes, violaciones, accidentes, y demás males sociales, chocan con la realidad de la existencia de Dios. Muchos se preguntan si realmente existe Dios. Todas estas realidades aturden nuestra mente, con el propósito de que creamos que el no existe, o que se ha olvidado de nosotros, o peor aún, que no le importamos.

No crea que a Dios usted no le importa. Si no le hubiese importado su vida, no se la hubiese dado. No hubiese enviado a su Hijo a morir por usted, si fuese así. No tendría por que molestarse en preparar a personas para que sean de bendición y guía para usted. Confíe plenamente en el amor de Dios, permita que Dios continúe obrando en su vida, y no le de la espalda a un Dios que ha hecho lo suficiente como para demostrarle cuanto le importamos.

Tal vez, usted piense que yo le digo esto por que estoy en mi mejor punto de la vida. Que me encuentro en esa gran cima donde la fama y la fortuna le sonríen a uno, y el dinero ya no es necesario, por que tengo suficiente. Nada más equivocado que ello. La vida me a golpeado lo suficiente como para derivarme, y llevarme directo al suelo. Y tampoco quiero que piense que estoy quejándome por lo que tengo o estoy pasando. Sólo quiero que tenga en perspectiva que al igual que usted soy humano, y paso por situaciones difíciles como usted; algunas más fuerte, otras menos; pero, igual de validas, igual de desafiantes. Así que le animo a levantarse, poner su frente en alto, y hecharle ganas a la vida, siga hacia adelante, que lo mejor aún no ha llegado.

Canción para fortalecerles

Vuela

Deseo que esta canción fortalezca a cada persona que este atravesando alguna circunstancia, obstáculo o prueba en su vida. Recuerden que Dios les ama, Dios quiere lo mejor para ustedes, y por ende les ayudará a levantarse cada mañana. Es tiempo de creer, creer en Dios y en sus promesas, en su poder, en su amor. Creale a Dios y verá que diferente se siente vivir confiado en sus manos. Les bendigo en el nombre de Jesús, para que la gracia de Dios les acompañe en todo momento, y para que se atrevan a creer como nunca antes en sus maravillas. Bendecidos, en gran manera sean todos.

Play

Amor por tu prójimo

¿Qué es amar a una persona?

El amor es mucho más que un sentimiento; ciertamente involucra los sentimientos y las emociones, pero va mucho más allá. El amor es una decisión, que en ocasiones debe ser tomada diariamente. El amor no debe ser algo alocado que en ocasiones se reparta sin tomar en consideración la forma que lo impartimos. Tal vez te suene extraño lo que digo, pero continua leyendo y entenderás a que me refiero. Las personas somos difíciles de amar, pues nuestras actitudes pueden alejar aún a los seres que más amamos, o profesamos amar. Por ende, es necesario que para que permanezcan los lazos de amistad y amor, haya una decisión firme de amarnos. Por otra parte, algunas personas confunden sus sentimientos y son presas de ellos; creyendo que eso es amar libremente. Por ende, entran en relaciones nocivas que les afectan e incluso pudieran atentar contra sus vidas.

El amar a una persona involucra el querer su bienestar. El cuál no siempre dependerá de una cercanía. ¿Has escuchado alguna vez oír que el que ama deja libre? Es cierto, aunque mal utilizado por algunos. Esto no quiere decir que dejes a una persona ir y regresar a tu vida como le de gusto y gana, o que cuando esta solo(a) volver; eso atenta contra tu dignidad y respeto. Pero si es cierto cuando se refiere a que ciertas personas nos lastiman o nos laceran, y que por ellos debemos mostrar amor guardando distancia y categoría. No los odiamos, no le deseamos mal, no nos aprovechamos de ellos, no nos jactamos en su calamidad; si Dios nos hace justicia lo aceptamos, pero también mostramos misericordia. ¿Recuerdas ese texto? Dad por gracia lo que por gracia haz recibido, misericordia esta incluida.

¿Cuán difícil es amar a tu prójimo?

Depende del prójimo, ¿verdad? Si están lejos, como por ejemplo en la China, es requete-fácilisimo amarle. Si vive en la casa de al lado, tienes varias alternativas. A la derecha, un buen vecino, con el cuál relacionarse es fácil. No es que lo tengas todo en común, pero es fácil lidiar con las diferencias entre ambos. A la izquierda, no tan buen ejemplar, alguien a quién no le agradas, no le importas, no toma en consideración tu vida y simplemente para el no vales nada. No le molesta hacerte la vida de cuadritos, al final lo que importa es tener su vida, la tuya no le vale madre.

¿Qué enseño Jesús?

Ha amar a tu prójimo como a ti mismo. Por lo tanto tenemos dos opciones, aprender y decidir amarlo, o dejar de amarnos a nosotros mismos. Nada fácil ninguna de las dos pareciera.

¿Qué piensas al respecto?

Toma por lo menos 5 minutos para meditar al respecto, luego toma una decisión, difícil pero necesaria; pide a Dios que se glorifique en la vida de tu prójimo. Más aún por los que te hacen la vida tormentosa. Toma esa decisión hoy, por hoy. Aunque sea una oración corta, pero ora por tu prójimo.

El Autor de la Fe

Jesús es el Autor de nuestra fe. Nuestra fe no esta basada en comentarios, ideas, creencias místicas, visitas extraterrestres, ni nada por el estilo. Nuestra fe se basa en una decisión de creer el anuncio de la muerte y resurrección de Jesucristo. Nuestra creencia es solida, y más que una creencia es un estilo de vida. Cuando logramos que la creencia en Jesús se convierta en un estilo de vida, en ese punto, renunciamos a vivir una vida de religiosidad, y en el peor de los casos, de hipocresía. Jesús es la fuente, el origen y la razón de nuestra fe.

La fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. La razón por la que decidimos creer esta centrada en que Dios nos entrego el mayor tesoro, su Hijo, para nuestra salvación. Si Dios fue capaz de entregarnos algo tan preciado, que puede negarnos. Juntamente con Cristo, Dios, nos a entregado todo lo que nos sea necesario para cumplir con nuestro propósito en esta tierra. No estamos creyendo en algo que vemos, sino en lo invisible, en lo que no ha pasado, en ocasiones en lo que parece imposible, en eso creemos. Creemos que Dios es capaz de hacer lo imposible, posible. Creemos que Dios tiene el poder para hacerlo, tiene la autoridad, y más haya que eso, creemos que Dios lo va a hacer por amor de nosotros. Esa es nuestra fe.

Desde ese punto, es que podemos comprender que Dios nos ayudó, a través del sacrificio de Jesús nos hizo comprender su inmenso amor. Su eterno amor. Por esta razón es que Jesús es el Autor de nuestra Fe. Jesús a ocasionado que podamos tener fe. Gracias a su sacrificio comprendemos el amor de Dios. Jesús es el Autor de la fe.