Dios te esta hablando

El amor de Dios nos ha reestablecido, nos ha restituido, nos ha redimido. Jesús, siendo perfecto, se hizo pecador (no pecando, sino tomando nuestro pecado como si fuese suyo) para morir por nosotros en la cruz del calvario. No estoy diciendo que el sólo fue a morir por nosotros, sino que esto implica que él tomo nuestro lugar, nosotros por nuestros pecados eramos merecedores de la más vil muerte, muerte de cruz, y Jesús tomo nuestro lugar.

La muerte de Cristo en la cruz, y todo lo que ello conlleva, incluso la vía al Calvario, es un acontecimiento público de su amor por nosotros. Acaso usted no se ha dado cuenta que Jesús escogio esa muerte para hablarle. Sí, eso fue lo que el hizo. Dios quizo que usted no pudiera pasar por desapercibido el acto de sacrificio que hizo por usted. Para reestablecer esa comunicación tan necesaria y vital entre el Dios Omnipotente con el Humano Pecador. Para los romanos el acto de cruxificar era un tipo de escarmiento anticipado para los que veían la escena, y un castigo humillante para el que era colgado en la cruz. Era un acto público de reflexión, en cierta medida; no se si así efectivamente lo veían ellos, pero eso es. Ellos lo hacían con la intención de que los bandidos supieran como se les trataría si eran culpables de algún delito grave. Jesús estaba llevando un mensaje del Padre para todos nosotros; Jesús hizo público el anuncio de un Dios Todopoderoso dispuesto a perdonar a sus hijos pecadores, trayendolos de vuelta a casa, y permitiendoles una libre y directa comunicación con ellos. Jesús pagó el precio por nuestros pecados y decretó un pacto nuevo, en su sangre, que nos permite acceso al Padre sin intermediarios; sólo Cristo nos lleva a esa comunicación, la cuál es aprendida y guiada a través del Santo Espíritu de Dios.

Yo no se si usted ha comprendido el gran amor del padre hacia usted; y si usted esta pensando en que Dios no le hablará en medio de la circunstancia, cualquiera que sea, que usted esta atravesando. Permitame decirle que esta usted equivocado, por que el Gran Yo Soy, Jehová de los Ejercitos esta buscandole para mantener una comunicación continúa e ininterumpida con usted. El Gran Señor le está hablando a través de lo que le rodea; todas las señales en el camino de su vida son para decirle el mensaje de Dios. El sol, la lluvia, los hermosos cantos de las aves, la risa de los niños, la luna, las puestas del sol, el mar; todo el universo lleva un mensaje claro y contundente; El Dios Omnipotente es Grande y aún así se fijo en usted para amarle y quiere hablarte… Nuevamente le pregunto, ¿está usted dispuesto a oírle?