Dios, ¿me puedes hablar hoy?

En nuestro corazón debe existir un anhelo, un deseo, de establecer una buena comunicación con ese ser supremo, todopoderoso Dios. Nuestro anhelo debe ser que nuestra comunicación con el sea abierta y directa, transparente, sin hipocresía, sin orgullo, sin vanagloria. Después de todo, él es directo, transparente, honesto, bondadoso, y suya es toda gloria. Además, él nos conoce mejor que nosotros mismos. Por lo tanto, el sabe cuando fingimos, así que para que fingir.

En nuestro interior existe una especie de abismo, y no estoy haciendo referencia a algo negativo, sino a un hueco profundo. Ese hueco no siempre estuvo vacío; en el principio ese hueco era llenado por la comunicación constante con Dios. Adán disfrutaba de ese espacio lleno, lleno por Dios. Al pecar, se perdió eso, eso ocasiono la muerte, muerte espiritual. Es como cuando tienes una casa grande, hermosa, llena de tantas cosas; pero no son del todo tuyas, las debes, estas a cargo de ellas, las administras, pero son del banco, de la cuenta de crédito, etcétera. Un día decides no pagar, el banco, las agencias crediticias y demás decidieron entonces quitarte todo. Tienes la casa que se te fue dada, pero ahora esta vacía. Quizás no te llevaron todo, pero si lo más importante, lo más caro, lo que ahora te hará más falta.

Eso paso con Adán y Eva, se les dio una casa (su cuerpo), y en este residían muchos sentimientos hermosos y de vida. En este residía todo lo necesario para tener una buena comunicación con Dios. Allí había una especie de teléfono que permitía llamar directo a Dios, y el humano se comunicaba directo con su creador. Con el pecado, el hombre decidió dejar de pagar por lo que tenía. No es que el humano fuera esclavo, ni nada por el estilo, pero si le debía algo a Dios; respeto, confianza, creerle, tenerle por encima de todo, obediencia, etc. En fin, esto ocasiono la perdida de todo lo necesario e importante para mantener esa comunicación abierta con Dios.

Dios a través de Jesucristo creo la línea directa de comunicación, así que a través de Jesús se ha recolectado el servicio de comunicaciones Intra-Sky. Ya tenemos de vuelta ese servicio tan esperado, y que era bien limitado a causa del pecado. La Red con mejor cobertura existente esta ahora disponible a través de la mezcla de La Palabra y La Oración; sí, como decir user y contraseña. El usuario es Fe y la contraseña es EnLaSalvaciónPorJesús_33. Como verá la contraseña cumple con todos los requisitos, mayúsculas y minúsculas, número y símbolos. La Fe viene por el oír La Palabra y a través de la Oración aceptamos el regalo de tener comunicación directa con el Padre gracias a la Salvación que recibimos por el Sacrificio de Jesús cuando este tenía 33 años y se entregó en la cruz del calvario para morir por nuestros pecados y resucitó al tercer día.

Dios esta dispuesto a hablarte; pero, ¿estas dispuesto a oírle? Quizás no te diga lo que esperas oír, quizás no hable del tema que interesas oír, quizás no piense igual que tu; pero, esta dispuesto a hablarte, y lo que quiere decirte es lo que en estos momentos te hace falta para hacer lo que tienes que hacer, lo que te va a acercar a cumplir con el propósito de Él en tu vida. Lo que Él quiere decirte, es lo que te conviene oír.

Dios te continúe bendiciendo, y hacia adelante.