Bendiciones de Dios

Las bendiciones de Dios llegan a tu vida por amor y gracia divina. El amor de Dios es tan grande que no importando los grandes errores que hayas cometido, te va a alcanzar, su gran amor te va a cubrir. Pero, debes tomar la decision más sabia de tu vida, aceptar su gran amor y extender tus brazos al cielo. El Señor te ama mucho, con todo su ser, tanto así que decidió entregarse para que comprendieras que El te ama mucho. ¿Qué más necesitas para comprender cuán grande es su amor? Acaso no fue suficiente muestra de amor la total entrega de Jesucristo, aún siendo nosotros pecadores. Su pasión fue desbordada en sangre para demostrarnos que aún la última gota de sangre en su cuerpo él la entregaría por amor a nosotros. ¿Cuán complicado somos? En ocasiones, no comprendemos el valor de su sacrificio. Nos preguntamos si nos ama, y le pedimos señales que nos demuestren dicho amor. Creemos en su sacrificio, y en el poder de su sacrificio; pero, realmente ¿creemos y entendemos que lo hizo por nosotros?

Sí, realmente lo hizo por ti. No dudes más del amor de Dios por ti. Comprende que él se fijo en ti desde el primer momento en que te conoció. El vive deslumbrado por ti. Su amor le permite ver tus virtudes más allá de tus defectos. Su inmenso amor lo mantiene a la expectativa de que llegues por fin al lugar donde él te aguarda con brazos abiertos. Así de inmenso es su amor por ti.

Si tienes duda te recomiendo un libro que te ayudará, y será de bendición para tu vida: Lo hizo por ti escrito por Max Lucado.