El collar de verdad y misericordia

Proverbios 3:3-4

Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; Átalas a tu cuello, Escríbelas en la tabla de tu corazón;
Y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres.

Debemos ser misericordiosos y genuinos, verdaderos. Cuando la Biblia te indica que Dios pide esto de ti, es porque Dios sabe que hay un mayor beneficio. Piensa en una cadena, con un pendalo, este queda sobre tu corazón. Eso es lo que indica este texto, que la misericordia y la verdad estén sobre tu corazón. Al igual que cuando escribes en un papel, las letras están sobre el mismo; la verdad y misericordia deben estar sobre tu corazón. A que me refiero, la misericordia y verdad deben ir por encima de lo que tu corazón te dicte, tomando como base y contexto del corazón tu sentir, y no el músculo de bombear sangre. No dejes que tus emociones dirijan tu vida, sino, aquello que es sólido y esta plasmado en las tablas de tu corazón; aquello que es por fe, una fe no perecedera, ni pasajera, la fe en Dios.

Si bien Dios nos hizo emocionales, con sentimientos, y estos son parte de nuestra vida y manera de ser; ellos no deben dirigir nuestra vida en pleno, sino que bien sincronizados con la fe y Dios, nos deben indicar cuál camino. Analiza bien lo que digo, no te turbes, los sentimientos no te deben dirigir, pero bien sincronizados con Dios, te podrían indicar sus designios. Para que me entiendas, un ejemplo; el que veas la necesidad en un país no significa que Dios te este llamando a ser misionero y te embarques dejando todo el raciosinio fuera del margen; quizás Él lo que quiere es que ores por esa situación. En cuyo caso, las emociones pueden fluir dejando sentir el amor de Dios para con esas personas. Dios uso tus sentimientos para que entendieras que debías hacer, pero mal sintonizado pudistes cometer un error.

Así mismo, Dios no quiere que confundas que es malo que tengan buena opinión de ti. No esta mal que seas juzgado y criticado por tu fe. Esta mal que no seas acepto por falta de misericordia o verdad en tus palabras. No se trata de buscar aceptación, se trata de algo que puedes recibir por tu acción de misericordia y sinceridad.

Dios nos ayude a ser misericordiosos y sinceros. Pues hoy día hace falta la aceptación de los no conversos a nosotros los creyentes. Aclaro pues, que no por ser aceptados en el mundo, sino por algo más importante. Como ganaremos almas para el Reino de Dios, sino somos vistos con buenos ojos, sino somos vistos como diferentes, pero buenos, justos, misericordiosos y verdaderos. Como traer almas a Cristo, si las nuestras están corrompidas. Si existe una manera, ¿cuál es?