Aliento para caminar

Cuando todos los reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán al occidente, y todos los reyes de los cananeos que estaban cerca del mar, oyeron cómo Jehová había secado las aguas del Jordán delante de los hijos de Israel hasta que hubieron pasado, desfalleció su corazón, y no hubo más aliento en ellos delante de los hijos de Israel.

- Josué 5:1

Este versículo bíblico debe ser de esperanza y aliento para todo aquel que esta pasando por una prueba, dificultad, o ve que se han juntado contra el sus adversarios, sus enemigos, aquellos que se ponen de acuerdo para hacerle mal. Pero, esta no es la mayor esperanza, ni lo más importante del versículo; sino parte del milagro que Dios tiene para quienes son su pueblo. Cuán valioso es para Dios su pueblo, que es capaz de secar el mar para que puedas cruzar en seco.

A veces nos ahogamos en nuestras circunstancias. Sentimos que son tantas que no podremos ni siquiera naufragar hasta la próxima orilla. Nos desalentamos, frustramos, agobiamos y decidimos vivir como náufragos. Lamentable que quizás, apenas sea un vaso de agua en donde nos hemos metido. Quizás estamos en una orilla donde apenas el agua nos llega a los tobillos, o hasta las rodillas. Suele suceder de esta forma, pero estamos tan preocupados mirando las circunstancias que no vemos más allá de ellas.

No importa cuan profunda sea tu circunstancia, tu Dios, Jehová puede hacer secar el mar para que puedas cruzar en seco. Maravillas quiere hacer Dios en ti, y a través de ti. Pero tienes que levantarte y caminar, creyendo que el mar se ha secado, creyendo en la grandeza de Dios. Cuando esto pase, los “reyes” que te tenían sitiado y vigilado, aquellos que no te quieren, verán cuan grande es el Dios que esta contigo, y temerán de hacerte mal.

En estos días aprendí de otro cristiano, conocido como papá Gil, un detalle sobre la adoración. Dios no es más grande, poderoso, maravilloso, ni nada mayor, simplemente porque lo alabes. Para muchos esto sonará obvio, pero la pregunta que esto trae es interesante, ¿porqué le adoramos si esto no lo magnifica, y si el no tiene baja estima? Lo que aprendí es que la adoración es un tipo de lupa, la lupa nos ayuda a ver las letras más grande, pero no hace que la letra sea más grande en el papel. Dios es grande, y la adoración nos ayuda a verlo mejor, ver mejor cuan grande es, y cuando esto sucede nos damos cuenta de cuán pequeños son nuestros asuntos, y aún más pequeños comparados a su grandeza.

Toma tiempo para adorar al que vive y reina por los siglos. Te darás cuenta de cuan asombroso es Dios. Tus problemas, sin embargo, son pedazos de piedras en el camino puestas para aprender a crecer y a madurar.