Fuego

Existe el Infierno

No se trata de un “cuento desde la cripta”, ni algún tipo de fábula, historia de terror, o enseñanza para que la gente haga las cosas buenas, o lo que uno desea que hagan. Quien use este tema para inculcar miedo o alentar a las personas a acercarse a Dios no esta haciendo lo prudente por el Reino {el Reino de Dios}. No los juzgo, pero entiendo que están incorrectos y que hay mejores formas de acercar a las personas al conocimiento de Dios. Si les quiero enseñar a mis hijos que soy un buen padre no creo que sea correcto compararme con un mal padre y luego decir, soy mejor que él, por eso soy un buen padre. Creo que es más responsable de mi parte explicarles cuales son las bases para incluirme entre los buenos padres.

Como hemos mencionado anteriormente, Dios anhela que todos le conozcan y procedan al arrepentimiento; logrando así la salvación. La cuál es por gracia (o sea, un regalo) y no por obras (acciones) para que nadie se jacte en ser salvo. Esto no significa que al ser salvos no debemos hacer nada; pues el apóstol Pablo nos instruye diciendo que la fe sin obras es muerta, y la obra sin fe de nada sirve. Dios es amor y nos amo tanto que entrego a su Hijo Jesús para que muriera por nuestros pecados. La idea central de la Biblia es este mensaje de amor; El pecado del hombre hizo que cayera de la gracia, más Dios por su inmenso amor, a través de Jesús, le restituyó; permitiendo que el hombre que creyere sea salvo.

¿Qué pasa con el hombre que no creyere? Biblicamente existe un sinnúmero de versos que hablan al respecto. La paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna. Si leyere Apocalipsis encontraré otros versículos más que apoyen la teoría de la existencia de un lugar donde quienes hayan hecho mal pagaran por sus delitos y pecados. Pero, sólo quiero explicar por que yo creo en la existencia de este lugar; desde un punto de vista “humano”. Si no conociera de Dios, creo que aún creería en este lugar. Y si bien no soy partidario de hablar de lo negativo, creo que es necesario aclarar dudas, y entender el por que de algunas cosas.

Sin lugar a duda, usted ha de conocer sobre algún crimen cometido que no fue juzgado. Alguien a escapado de las garras de la justicia humana. Quizás usando alguna influencia. O por que al cometer el delito fue absuelto o tuvo digamos que “suerte” y no existe evidencia alguna o evidencia contundente contra este. Tal vez, conozca alguna persona que mintió y a través de calumnias logro inculpar a algún inocente de un delito que este jamás cometió. Esto no parece en nada justo, pero ha pasado, y no dudo que continúe pasando.

Tomemos por ejemplos delitos graves. Una joven de quince años que muere víctima de una bala perdida. Un jugador con futuro prometedor que es matado por la envidia de alguien. Jóvenes que mueren víctimas de un psicópata que entra en la escuela a disparar y causar un caos. Un padre que abusa sexualmente de su hija. Unas jóvenes víctimas de un violador serial. Una niña abusara por un enfermo sexual. Hombres que maltratan a sus esposas. Entre otros crímenes atroces que pudiera mencionar, como actos terroristas por ejemplo.

Cada uno de estos casos tocan la fibra más intima de cualquier humano. Pensando desde un punto de vista humano, hay quienes postulan que una vez muramos iremos al cielo; si bien es cierto que existe el cielo, no todos iremos allí. Falsamente hay quienes creen que el cielo no hace acepción en la entrada. Pero, acaso se les olvida que Dios es Justo. ¿Cómo es posible que el mismo Dios que me dio instrucciones extractas de como regir mi vida para agradarle, le permita el mismo acceso a aquellos que hicieron todo lo que le desagrada? ¿Cómo podemos creer que un hombre que es capaz de violar a su propia hija, causándole daños físicos, emocionales, psicológicos y espirituales? ¿Usted cree que sea posible que compartamos una atmósfera de santidad con un individuo capaz de esto? Francamente, yo no creo esto posible. Para mi es inconcebible que un Dios Santo y Justo permita que la niña ultrajada tenga que soportar en el mismo cielo al desgraciado que le hizo mal en la vida. Y perdone si esta palabra suena fuerte u ofensiva, pero un hombre que hace esto esta falto de gracia de Dios, por lo tanto la palabra que lo describe es esa, desgraciado. ¿Usted cree que Dios va a poner en el mismo lugar al hombre que fue vituperado con el calumniador que le culpo injustamente? No creo que sea eso posible.

Otros dicen que el que hizo lo bueno va al cielo, y el que no simplemente deja de existir. Nada más falso que esta idea. En primer lugar al cielo se llega por la gracia de Dios derramada sobre nuestras culpas mediante la fe en su Hijo Jesucristo; no por ser bueno, siendo que Jesús dijo “ninguno sólo hay bueno” cuando le dijeron maestro bueno. Si Jesús dijo esto, siendo El quien era, imagine que podremos decir de los demás. Acaso ¿cree usted que el que hizo mal no merece un castigo? El dejar de existir no es un castigo, sino una liberación de la condena y culpa que debe sentir una persona por su maldad. Por lo que no creo en esta teoría.

Habiendo expuesto estas ideas, deseo que ore al respecto para que Dios le dirija en conocimiento y sabiduría, y esta tarde continuaremos este tema interesante. Ore durante el día al respecto de lo que hemos dicho; y en la tarde antes de leer la segunda parte, ore por que Dios le ayude a evocar en su corazón todas las heridas causadas por las personas que no merecen el cielo. No dejando que fluya en su corazón sentimientos de odio o rencor, sino deseos de justicia.

Oremos: Señor excelso, merecedor de toda gloria, poderoso Rey de reyes; ante tu presencia estamos. Te pedimos dirección, sabiduría y entendimientos. Te pido que todo sentimiento de rabia, dolor, amargura, enojo, ocasionado por alguna injusticia evoque dentro de mi para que tu puedas sanar esa área de mi vida. En esta hora te doy permiso para limpiarme, curarme y sanarme. Se justo, misericordioso y amoroso; se propicio a mi necesidad. En el nombre de Jesús, Amén.

El infierno existe, y no es mi interés intimidar a nadie con este tema. Sino que conozcan una realidad. Las personas que deciden no servirle a Dios están destinadas a ir a ese lugar. Ese lugar es horrible, o eso han dicho, y yo lo creo. Pero, por distinta razón, quizás. Muchas son las conclusiones o menciones que se hacen de ese lugar. Y si bien no debe ser agradable su olor, su arquitectura y demás; eso no es lo importante. Eso no debe ser la razón por la cuál huir de un lugar como ese. No debe ser el motivo principal por el cuál refugiarse en una religión, o en Cristo; quien es el verdadero refugio del creyente, no la iglesia.

La razón por la cuál una persona no debe querer ir al infierno tampoco es el querer ir al cielo. Ciertamente, todos quieren ir al cielo, muchas cosas buenas se han dicho de este hermoso lugar. La verdadera razón debe ser el anhelo de estar delante de la presencia de Dios adorando. Por lo menos, ese es mi motivo, esa es mi razón de luchar. El infierno para mi no es un lugar de terror estilo Hollywood; es un lugar de escarmiento donde voy a estar alejado del Dios que es Amor, y me dio oportunidades que no supe aprovechar. El verdadero castigo para aquellos que han hecho lo malo, es saber que Dios existe, que les brindo oportunidad de redimieses a través del sacrificio de Jesús y fueron tan estúpidos como para no aceptarlo. Cuán doloroso a de ser, conocer a Dios por un instante, en el juicio justo y que te diga no hay espacio para ti en este lugar; no te quiero delante de mi. Estar una eternidad lejos de Dios debe ser horrible.

¿Porqué la oración? Para que comprendas que Dios es justo, pero que al igual que ha hecho misericordia contigo, debes pedirle misericordia para los que te han hecho el mal. Para que te animes, porque los malos no se saldrán con la suya en este juicio verdadero. No quedará pecado impune. Los únicos que quedaran libre de culpas son los que se hayan redimido en la sangre de Cristo, incluyéndonos si le has aceptado como único y exclusivo salvador. Por los demás pedimos misericordia, en ello demostramos nuestro amor hacia el prójimo; pero, queda de ellos tomar una decisión sabia o desperdiciar una eternidad.

El mensaje del infierno no es uno de horror o de temor, es uno de alerta, de advertencia; que no debe dirigir a las personas al cristianismo, sino mas bien debe dirigir a los cristianos a vivir una vida plena y de urgencia en llevar la semilla de la salvación. Creo que el mensaje del infierno es para nosotros los conversos, y no para los que ignoran a Dios. Es urgente la necesidad de nuestra consagración a Dios, y es urgente la necesidad de llevar el evangelio.

La santidad de Dios

Josué y el varón con la espada desenvainada (Josué 5)

13 Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos?    14 El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo?    15 Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo.

El Príncipe del ejército de Jehová es Jesús. Así es mi amigo. Si analizamos la Biblia encontraremos que cuando alguien se postraba ante algún ángel o ser celestial estos no lo aceptaban y les pedían ponerse de pies, pues son co-siervos de Dios. Sin embargo, este autodenominado Príncipe del ejército de Jehová acepta la reverencia y adoración, cosa que a ninguno otro, sino sólo a Dios, se le debe rendir.  Con esto podemos entender que Josué vio a Dios.  No obstante la palabra dice que a Dios nadie lo ha visto, y el que lo viera morirá (excluyendo a Adán y Eva).  Esto nos da a entender que Josué tuvo que ver a la persona de Dios en su forma visible, Jesús, el vio a la segunda persona de la trinidad, Jesús. Se que tal vez esto sea más complejo, pero sólo le presento la síntesis de estudios realizados que demuestran que el Príncipe del ejército de Jehová, a quien en otros pasajes se le conoce como el ángel de Jehová, es Jesús.

Este versículo quince (15) es consono con Exodo 3:5, cuando Dios le envia a Moisés a quitarse el calzado porque el lugar era santo. Lo que nos enseña que dónde está Dios es manifestada su santidad. Su santidad lleno el tabernáculo, de tal modo que si el sacrificio que ofrecía el sumo sacerdote una vez al año no era aceptado este perecía en la presencia de Dios. La santidad de Dios es tan grande que el impacto para un mortal que no este preparado, ni santificado, puede conllevar la muerte. Aquel lugar fue santo porque estaba allí el Santo, su Santidad el Rey.

El Punto Culminante

Dios es santo, eso no hay que dudarlo ni un segundo. Nosotros, sin embargo, no somos santos. Para nada santos, desde la perspectiva de que hemos cometidos errores, pecados, transgresiones y le hemos fallado a Dios. Por lo que estamos separados de Dios. Entre Dios y nosotros existe un distanciamiento. Su pureza versus nuestra inmundicia. A ver, ¿cómo podremos acercarnos a Dios? Nuestras faltas nos impiden tener un acercamiento parecido al que tiene un padre con su hijo. A causa de nuestra maldad, no podemos entrar corriendo como si estuviéramos en nuestra propia casa, para llegar a la presencia de Dios y hablar directamente con Él.

Necesitamos una embajada. Un embajador que logre trazar esa línea recta de comunicación entre Dios y nosotros. Una embajada donde podamos llamar, explicar la situación y que sea llevado nuestro asunto ante el trono de Dios (donde las ordenes son tomadas en consideración y llevadas acabo).  ¿Debemos nominar a alguien para este trabajo? De seguro los requisitos son muchos y difíciles de cumplir. Con sólo pensar que uno de los requisitos es ser santo, eso dificulta el cualificar a una persona. Se que tal vez esto te suene extraño, por que si haz oído de Jesús ya saber por donde ando, a donde quiero llegar. Pero, cuidado, no permitas que este pensamiento que llega a tu mente de saber el final te cohiba e impida que termines de leer este mensaje; por que este mensaje también es para ti.

Jesús es el Principe del ejercito de Jehová. El se puso de mediador sacrificándose a si mismo por amor de nosotros. Jesús dio su vida por amor a nosotros, de modo que podamos tener acceso a la bondad de Dios, a su amor y misericordia. Jesús es santo, al igual que Dios. Pero su gran amor los a acercado a nosotros. Si ponemos en una balanza todas nuestras buenas obras en un lado y al otro la santidad de Dios, la santidad de Jesús nos daríamos cuenta de que no importa cuanto bien hagamos su santidad pesa más. Por tal razón Dios toma en consideración el sacrificio de Jesús, de modo que con ello la balanza de justicia se inclina a nuestro favor. Dios no deja de ser justo, pero su inmenso amor nos ha unido a través de Cristo.

De esta manera se ha inclinado la balanza a nuestro favor. De un lado estaba la santidad de Dios, del otro nuestras buenas obras; la balanza no estaba en equilibrio, la santidad de Dios pesa mucho. Más ahora, se ha inclinado la balanza por que de un lado esta la santidad de Dios, del otro la sangre de Jesús.

Cuán maravillosa es la bondad de Dios, que busco la forma de equilibrar el peso para tener cercania con nosotros. Más no había quién equilibrara y diera el calibre para lograr el balance. Así que:

De tal manera amo Dios al mundo, que entrego a su Hijo unigénito. (parte de Juan 3:16)

Es necesario que recordemos este sacrificio de Dios por nosotros. Por que Dios a sentado las bases para poder tener acceso a una comunicación libre con Él a través del sacrificio de su único Hijo. La Biblia enseña que nadie viene al Padre sino es por medio de Cristo. Gracias a Cristo podemos presentarnos ante el Padre y hablar con Él. Es importante que si le conoces, si eres creyente, y cristiano recuerdes esto y lo compartas con otros. Ese es el punto central. Y si no lo eres, espero que al conocer esto ahora tengas en consideración el amor de Dios por ti y te sientas libre de acercarte a tu Dios.

El no ver la luz encendida que esta en China no significa que la luz no lo este. Así mismo el que no sepas que Dios existe, o que no creas en Él, no significa que el no exista. Así que abre tu mente a la posibilidad de conocerle, ver que existe y es grande.

Por otra parte, si eres cristiano, quiero que tengas en mente esta dádiva divina. Pues de esta forma sabrás que Dios te ama todos los días de tu vida, y no sólo te ama a ti, sino también a tu prójimo. De manera que, toma en consideración cada día el amor de Dios para con los que te rodean.

Amigo lector, no creas que esto termina aquí, mañana, con nuevo tema, continuamos esta enseñanza. Bajo el Título de: Y se inclinó la balanza. Tu conocimiento al respecto no debe terminar hoy. Acompáñenos mañana y sea parte de un exquisito manjar que esta preparado en la mesa de reunión.

Un nuevo año

Felicidades en el nuevo año

Hoy comienza un nuevo año, un nuevo día. Así también debe comenzar una nueva esperanza, una nueva meta, o profundizar en una meta, un nuevo amanecer lleno de fe, esperanza, amor, alegría, regocijo, y felicidad, entre tantas cosas buenas. Les recomiendo que lean el mensaje que esta en la página de e-Church sobre como comenzar un nuevo año el que estará disponible hoy desde las 5PM hora de Puerto Rico, 4PM hora de Florida.

La criminalidad

Quiero mencionar la necesidad en cuanto a la criminalidad de que las personas entiendan que ningún color de ningún gobierno, ni de aquí, ni de afuera, ni mundial, ni internacional va a poder cambiarlo. Si damos un vistazo mundial a este asunto, podemos ver como la criminalidad a arropado a la humanidad. En NY un hombre que pretendía celebrar acción de gracias comiendo carne humana de mujer, en otros países se ha dado caso de mujeres que matan a sus hijos. El trafico de humanos. Etc. Lo único que puede ayudar a cambiar esta situación es nuestra vivencia más cercana a Dios. Como puertorriqueños necesitamos cultivar los valores reales, necesitamos rescatar la moralidad; necesitamos enseñarle a nuestros hijos con nuestro ejemplo de honradez, sacrificio, valentía, esfuerzo, lucha, y moralidad. Es tiempo de tomar las riendas de nuestras vidas y no depender de lo que el gobierno quiera enseñarle a nuestros hijos e hijas; es tiempo de dedicarles a ellos nuestra mejor obra, es tiempo de dedicarles esfuerzo, es tiempo de darles el amor, el amor que el gobierno nunca les podrá dar. Es tiempo de rescatar y restablecer el lugar de Dios en nuestras vidas, en nuestra familia, en nuestro hogar. Es tiempo de ser realmente agradecidos con Dios, y olvidar que Dios es Dios en Acción de Gracias, y conocer que Dios es Dios todos los días de nuestras vidas y hasta el fin de los siglos. Dios seguirá siendo Dios no importe lo que pase. Si queremos menos criminalidad, pongamos a Dios en el lugar que se merece; luchemos para que Dios tenga acceso a las escuelas, acceso a los hogares, acceso al gobierno, acceso a nuestras vidas, acceso a nuestras familias. Permitamos que Dios sea quien implante las reglas de nuestras vidas, y no las personas que le han dado la espalda como si el no existiera.

Bendiciones a todos

Hoy he decido tomarme un tiempo para bendecirles. En esta ocasión no pretendo bendecirles con un buen escrito, una buena lectura o dialogo; sino de otra manera. Hoy declaro sobre la vida de ustedes bendiciones en abundancia; gracia y paz divina para que sobreabunde en ustedes la gracia de Cristo. Declaro que no habrá artimaña del enemigo, de humanos, organizaciones, grupos o de otra índole, que prevalezca ante ustedes. No habrá arma forjada que prospere contra ustedes. Hoy declaro que Dios los cubre y protege. Declaro que son libres, libres y más que victoriosos. Si alguna cadena o atadura les liga, en esta hora declaro que son rotas todas ellas. En el nombre de Cristo Jesús lo declaro, Amén.

Una mirada interior

Es necesario en ocasiones que hagamos una leve parada, un alto al día a día, y tomemos un tiempo, por pequeño que sea, hay que tomarlo. No se trata de cuán grande o pequeño sea ese momento, lo importante es tomarlo. Cuanto tiempo dependerá de simplemente llegar profundo, no es la cantidad, sino la calidad. El punto es que en ese tiempo hagamos una mirada interior, y profunda. Que nos percatemos hacia donde nos dirigimos en nuestro interior espiritual. Sin duda deberas encontrar que existe un futuro retante, y quizás aterrador, pero hay que recorrerlo; y para hacerlo necesitaremos la ayuda de Dios, el todopoderoso.

Separa un instante mágico con tu creador.

Hoy tuve un momento hermoso con Dios, el me visito; no lo vi, no lo oí, pero supe que él estaba atendiendo mi vida, que él estaba en el asunto, que él se estaba manifestando en mi vida. Hoy tuve un instante mágico con mi creador. Estos instantes a solas con Dios nos ayudan a seguir hacia adelante.

Ve tu y haz lo mismo; sal al encuentro con tu creador.

La esperanza

En estos dias la esperanza se ha perdido, ha sido consumida al parecer por los desastres y las luchas de la humanidad. Pareciera que todo tiene un sólo camino, el camino de la perdición. Hemos dejado de creer en la raza humana, en los políticos, en los líderes religiosos, en la familia, en los padres, en los hermanos; en fin, en todo hemos dejado de creer. Estamos en un proceso de desesperanza, un proceso de dolor, de angustia profunda. Pero, no debiera ser así. Debemos de tener fe en el Creador, la fuente de vida. Dios nos ha dado vida con su soplo, nos a dado esperanzas a través del sacrificio de Jesucristo, su Hijo amado; y nos a redargüído a través de su hermoso Espíritu Santo.

Si estas pasando por una circunstancia dificil en tu vida, yo te digo que no todo esta perdido, hay esperanza para ti. No importa cuán obscura sea la noche, pronto la mañana llegará y verás la luz del día. Es cierto que las cosas parecen ir peor cada vez, pero si crees en Dios, y crees en sus promesas, tienes que tener esperanza. ¿Cómo podemos decir que todo seguirá peor y no mejorara cuando tenemos una promesa? Recuerda que viene lo mejor, viene una vida en abundancia llena de paz; Cristo viene pronto.

Cristo viene pronto, él es nuestra esperanza. Nuestro Refugio se acerca. Una vida plena en Dios se avecina. Los días malos se marcharan de una vez y por todas. No habrá más tristezas. Sólo la alegría reinara en la mansión celestial en la cuál se nos ha reservado una habitación. ¿Qué esperas para animarte? ¿Qué te tiene tan frustrado? Acaso no percibes, no te das cuenta que nuestro día cercano esta, y seremos perfeccionados; eso será hermoso. Piensa en las bondades del Señor y no te apartes de su camino; ni a diestra, ni a siniestra. Mantente firme y esperando; por que ya viene.

Nuevo Site

Nos complace en anunciarles que tenemos un nuevo site disponible para ustedes.

Con un concepto nuevo y refrescante.

Visitenos también en http://evirtual.us/e-church/

Puede acceder también dando click en el ribbon que se encuentra en la parte superior derecha.